Las tintas vegetales forman parte del nuevo conjunto de soluciones habilitadas en diseño gráfico para mejorar la sostenibilidad del packaging.

Y es que, desde que la palabra sostenibilidad se convirtiese en un término inherente al diseño, el mundo gráfico no ha querido ser una excepción. De hecho, el uso de tintas vegetales emerge como una alternativa en la reducción de la huella ambiental en esta industria.

Pero ¿qué son exactamente las tintas vegetales? ¿Cómo están transformando el diseño gráfico? Veamos cómo esta respuesta allana el camino hacia un diseño más verde y responsable en el sector editorial y en el sector de los envases.

 

¿Qué son las tintas vegetales?

Comencemos por el principio. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de tintas vegetales? Se entiende por tintas vegetales aquellas que se componen mayoritariamente de pigmentos naturales extraídos de fuentes vegetales.

Estas, para que sean efectivas, deben permitir imprimir o teñir materiales con la misma eficacia que las tintas tradicionales, compuestas con derivados del petróleo.

Tintas con base de aceite vegetal

En el uso de las tintas vegetales o tintas ecológicas se emplean aceites de linaza, colza, maíz, algas (como ya ha demostrado la marca Patagonia) o soja.

Esta última, las tintas con base de soja, es la opción más usada actualmente por sus ventajas: calidad del acabado en brillo y color, resistencia, durabilidad, gama cromática, ausencia de olor, etc.

Todas ellas son, sin embargo, menos tóxicas y más limpias. De hecho, su uso, cada vez más habitual, atisba un crecimiento considerable durante los próximos años.

Algunos estudios publicados recientemente valoran el tamaño del mercado mundial de pinturas y revestimientos de base eco en 12.050 millones de dólares actualmente. Y estiman que el sector podría crecer cerca de un 10 % anual de aquí a 2030.

Este tipo de pinturas, más ecológicas y con bajo contenido de COV (compuestos orgánicos volátiles), minimizan la huella ambiental. Es decir, son propicias en la persecución de los ODS en Europa en su aplicación a sectores tan variopintos como la arquitectura, la automoción o el embalaje.

 

Usos en diseño gráfico de las tintas vegetales 

En diseño gráfico, las tintas vegetales ofrecen prestaciones similares a las derivadas del petróleo. Alcanzan una extensa gama de colores y niveles de calidad de impresión comparables a los obtenidos por las tintas convencionales. Esto las hace adecuadas para una amplia variedad de aplicaciones:

  • Envases ecológicos para alimentos y productos.
  • Publicidad impresa: folletos, carteles, merchandising...
  • Publicaciones: libros y revistas.
  • Papelería impresa de manera sostenible.

 

Reducción del impacto ecológico gracias a las tintas con base vegetal

El impacto ecológico de las tintas verdes es significativamente menor en comparación con las tintas a base de aceites minerales. Aquí hay algunos puntos clave que podemos destacar:

  • Biodegradabilidad: Al estar hechas de elementos orgánicos y naturales, se degradan más fácilmente en el ambiente. Además, necesitan menos pigmentos, por norma general, que las tintas convencionales.
  • Menor toxicidad: La ausencia de metales pesados y de una menor proporción de compuestos volátiles (COV) durante su elaboración, como ciertos disolventes (suelen usar un 80 % menos), reduce la contaminación por aire y agua. Además, su producción y posterior manipulación ofrece menores riesgos de producir reacciones alérgicas.
  • Menos generación de residuos: Al provenir de cultivos agrícolas, se trata de un recurso proveniente de materias primas que limitan la generación de residuos, a diferencia del petróleo.
  • Reciclabilidad: El uso de estas tintas facilita el proceso de reciclaje del papel. De hecho, en función de los materiales empleados, el producto puede ser totalmente biodegradable, reciclable o incluso servir para elaborar compost.
  • Mayor rendimiento. Por su mayor estabilidad y mejor transferencia en impresiones de alta calidad. Son tintas de baja migración. Esta cualidad es especialmente importante en el sector de la alimentación. Su secado es, además, muy rápido, así que no precisa el mayor uso de luces ultravioletas, y permite cubrir zonas más amplias de impresión con menos cantidad de tinta.

Sin embargo, en el uso de dichas tintas en diseño gráfico se deben tener otros aspectos en cuenta para lograr minimizar al máximo el impacto de la actividad. Por ejemplo, la facilidad de reciclaje de un producto con tintas verdes. Esta viene condicionada por lo que se conoce como diseño para facilitar el reciclaje.

 

La importancia del color en el diseño para reciclaje 

Además del tipo de tintas empleadas, hay que ser conscientes del uso que se brinda a estas en el diseño de un envase, por ejemplo. Estos son tres criterios esenciales:

  • Los tonos oscuros, especialmente el negro, dificultan la selección del packaging en desuso. Concretamente, dificultan los procesos de selección automática o separación óptica que se emplean en las plantas de tratamiento de residuos.
  • En lo que concierne a envases o botellas PET, la recomendación es, simplemente, no incorporar color. Que el packaging sea translúcido o transparente. De esta forma, aumentamos las posibilidades de devolver el material reciclado al mercado a través de usos secundarios. Sus aplicaciones aumentan, también su interés por parte de empresas productoras y sus salidas en el mercado. De hecho, existe un listado de tintas, el de la EuPIA, que excluye el uso de ciertas sustancias que pueden entorpecer el proceso de reciclado y evitar la reutilización del material en la fabricación de nuevos bienes o envases.

 

Algunos consejos para elegir la tinta vegetal adecuada

Por otra parte, si no queremos convertir el uso de las tintas vegetales en un inconveniente, debemos asegurarnos de que:

  • La tinta vegetal que estamos empleando realmente contiene una nula o baja aportación de petróleo o derivados de este en su configuración.
  • Que el aceite vegetal empleado en el uso de las tintas proceden de cultivos controlados, que no atentan contra la biodiversidad en ciertos países, ni contra la deforestación.

No debemos olvidar que toda práctica sostenible y medioambiental lleva pareja una responsabilidad y dinámica social basada en la justicia y la equidad.

Para controlar todos estos factores, resulta imprescindible conocer a nuestros proveedores. Asegurarnos de que sus valores, compromisos y misión se asientan sobre los mismos principios medioambientales y sociales que nuestra actividad en diseño gráfico.

 

Tintas eco: hacia un futuro sostenible

La adopción de tintas vegetales en diseño gráfico no es solo una moda; es una responsabilidad y una declaración de principios. Al elegir este tipo de tintas, quienes nos dedicamos al diseño demostramos nuestro compromiso con la preservación del medioambiente. Además, brindamos una labor pedagógica a marcas y consumidores y consumidoras finales.

Las tintas vegetales están redefiniendo el panorama del diseño gráfico, ofreciendo una solución práctica y ecológica para una industria que trata de reducir su huella ambiental.