¿Os acordáis de los cuadernos Rubio? Eran esos cuadernos de pequeño formato que nos ayudaron a aprender a escribir, a corregir nuestra caligrafía, y a entender lo importante que era tener una letra “bonita”. Efectivamente, este ejemplo es solo una pequeña parte de algo que nos rodea y nos ha rodeado siempre, y sobre lo que hoy me gustaría hablar.

Jason Carne lettering

Hoy vamos a explicar qué es un trabajo caligráfico y qué es el lettering; dos conceptos diferentes que me apasionan y que hace algún tiempo no sabía diferenciar.

Un trabajo caligráfico es aquel que se ha escrito, ya sea con plumas, pinceles, o con rotuladores,… pero únicamente escrito. Las composiciones caligráficas, por tanto, son consideradas trabajos escritos, de tal forma que lo plasmado sobre el papel resulte atractivo para el lector. Éstas son consideradas todo un arte, ya que se tienen en cuenta muchos factores como la presión de la pluma, la tinta, el tipo de papel, y la mano; sobre todo, la mano. En definitiva, la caligrafía busca la belleza a través de la palabra escrita.

Aquí os muestro unos ejemplos de trabajos caligráficos que me parecen muy interesantes y que admiro por su destreza.

Fuente: John Stevens

john stevens

Fuente: Luca Barcelona

luca barcelona

https://vimeo.com/73148049

En el lettering, sin embargo, se podría decir que las letras son “dibujadas”, no escritas. En el momento que nos ponemos a hacer un lettering las letras o palabras se dibujan, el trazo se contornea y se afina más o menos dependiendo del resultado que queramos obtener. En resumidas cuentas, lo que se hace es dibujar una letra y perfeccionarla hasta conseguir el resultado deseado.

Aquí os dejo unos letterings muy interesantes.

Fuente: Alex Trochut

alex trochut

Fuente: Ben Johnston

ben johnston

Dicho esto, si os ha creado curiosidad el tema, no dudéis en ojear estos enlaces de proceso de trabajo:

Workshop Brush pen Letters
Joan Quirós - Calligraphy & Lettering

Y vosotros, ¿os animáis con las letras?

Guardar