Un buen diseño es algo que apenas se nota la primera vez que se encuentra con él.

Si como diseñadores nos centramos en la experiencia del usuario, en el interfaz y en el diseño centrado en el usuario y la comunicación, nos olvidaremos de la estética para centrarnos en el producto o el servicio, que es lo importante.

Podemos definir la experiencia del usuario (UX) como el conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario, con un entorno o dispositivo concretos, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa de dicho servicio, producto o dispositivo.

Y, ¿quién mejor en la UX que Google? El gigante tecnológico nos hace sentir a gusto utilizando sus servicios y productos.

Que nos sintamos así es, en parte, gracias al Material Design, un lenguaje visual que desarrollaron enfocándose en sus usuarios que sintetiza los principios clásicos de un buen diseño con la innovación y las posibilidades que ofrecen la tecnología y la ciencia.

material design google

En este vídeo se ve cómo se construye el framework visual de Google.

Los cuatro pilares de Google de UX

Tal y como se ve en el artículo de Devlounge “4 Lesson Google Teaches Us About User Experience”, por muchos factores que puedan haber convertido a Google en la empresa dominante que es hoy en día, el principal es la experiencia del usuario.

Y es que es aquí donde esta empresa es fuerte. Una estrategia de experiencia del usuario sólida es garantía de un buen diseño, de una buena aplicación, de una buena página web.

Para ello se basan en cuatro “lecciones”:

  • Simplicidad. Puede ser una de las mayores empresas del mundo (sino la mayor) y su página de inicio es completamente simple: el logotipo, un campo de búsqueda y dos botones. No hace falta nada más.
  • Usabilidad. La usabilidad es la cualidad por la que una página web es sencilla de usar, ya sea porque facilita la lectura de los textos, se descarga de manera rápida la información o simplemente porque ofrece facilidades al usuario a la hora de encontrar sus consultas. Vamos, una web cómoda de usar. ¿Quién puede decir que Google no cumple esto?
  • Seguridad. Ofrecer una amplia lista de opciones para controlar qué datos se revelan o cómo se obtienen, hace que los usuarios se sientan cómodos y confíen en la marca. La experiencia positiva se ve reforzada al mostrar un interés sobre la privacidad del usuario.
  • Mejora continua. Las tendencias y la tecnología están constantemente evolucionando, y Google actualiza sus productos en referencia a ellas. Es por ello que, en mi opinión, cualquier marca debería estar en un estado constante de evolución para adaptarse al mercado.

En conclusión, en la experiencia del usuario no son los detalles los que importan, sino cómo los detalles se combinan para crear una experiencia de marca óptima.

Guardar