Siempre me han llamado la atención los artistas que utilizan soportes poco convencionales para plasmar sus obras. Esta vez me he topado con Sara Landeta y su obra “La enfermedad y sus metáforas”, una serie de pájaros de colores exquisitamente plasmados en cajas de medicamentos.

medicina_metafora
Pero no me he quedado ahí, esa forma de expresión tan dispar me ha llevado a ahondar más en la obra de esta artista de Santa Cruz de Tenerife. Con 15 años se fue a vivir a París y allí es donde el arte entró a formar parte de su vida. En Madrid estudió ilustración y trabajó en publicidad. Después de su primera exposición “Con Mallas y a lo Loco” vendrían otras: “De los úrsidos”, una obra donde presenta sus autorretratos de osos tristes con divertidos jerseys estampados y “Crecer despacio” naturalezas muertas creadas a partir de juguetes y recuerdos de su niñez.

crecer_espacio

superman_proceso
Se define como artista visual y de su trabajo dice que es muy visceral y que le ha ayudado a enfrentarse a muchos miedos. Confiesa que su animal fetiche es el oso por tener dos caras: una tierna y otra salvaje, tal vez por ello se autorretrata como uno. Y, es capaz de dibujar un Superman con una capa de flores, triturarlo en 200 tiras para después reconstruirlo con 400 alfileres y titularlo “No existes, pero necesito creer en ti”.

primer_autorretrato
Pero Sara Landeta no solo es una gran artista visual, es mucho más, es una reflexión sobre la vida y sobre los miedos de la infancia, es la valentía, es un superhéroe hecho tiras, es un universo Caran D’ Ache, es la lucha, la inocencia y la ironía...
Sara Landeta es otra forma de poesía.
Yo ya estoy deseando que me sorprenda con un nuevo proyecto. Y a vosotros ¿qué os parece?.
Si queréis saber más sobre ella podéis visitar su página web y la de  Galería 6más1, también le podéis seguir en Facebook.

Guardar